miércoles, 2 de octubre de 2013

Cupcakes de cheescake y manzana

Hoy os traigo una receta de cupcake para los que no les gusta el buttercream o para los que piensan que los cupcakes son demasiado dulces o empalagosos. En realidad, es un mini-cheescake con decoración, o sea, una mezcla entre cupcake y cheescake.
Es una receta fácil de preparar ya que no tendréis los habituales problemas de si los cupcakes suben mucho o no suben, ni tampoco os tendréis que pelear con el buttercream ni la manga pastelera.


Vamos con la receta.

CUPCAKES DE CHEESCAKE Y MANZANA


Ingredientes:
Para el cheescake
350 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
2 huevos
2/3 cups de azúcar
1 teaspoon de esencia de vainilla (la receta original lleva 1 tablespoon, pero me pareció demasiado)
1 teaspoon de canela (la receta original lleva 1 tablespoon, pero me pareció demasiado)

Para la decoración de crema ácida
1 cup de crema ácida
2 teaspoons de esencia de vainilla
3 tablespoons de azúcar

Nota:
La crema ácida es difícil de encontrar en España. Puedes prepararla de la siguiente forma:
Poner en un bol 1 yogur y la misma cantidad de nata líquida, junto con el zumo de un limón pequeño (o medio limón grande), batir bien para que se mezclen los ingredientes (mejor si lo haces con las varillas) y dejar reposar en la nevara una noche. Al día siguiente sólo tendrás que separar el suero que haya quedado en la parte inferior del bol y ya la tendrás lista.

Para la decoración de manzana
1 manzana pelada y cortada en trocitos pequeños
4 tablespoons de azúcar moreno
1 tablespoon de azúcar blanco
1 teaspoon de canela
1 tablespoon de jugo de limón



Preparación
- Precalentar el horno y poner los cupcake liners en la bandeja. Dejar a parte.
- En un bol grande, mezclar el queso crema y el azúcar hasta que se integren y tengamos una textura cremosa.
- Añadir los huevos, la vainilla y la canela y mezclar bien.
- Verter la mezcla en los moldes hasta llenar aproximadamente 2/3 del total.
- Hornear a 150ºC durante 40 minutos. 
- Los sacamos del horno y los dejamos enfriar. No apagamos el horno. Los cupcakes habrán subido y al sacarlos del horno bajarán rápidamente. No os asustéis, eso es normal.
- Preparamos la decoración de crema ácida mezclando todos los ingredientes. Cuando los cupcakes hayan enfriado, vertemos aproximadamente una cucharada de la crema ácida en cada uno y los volvemos a poner en el horno durante 5 minutos. 
- Sacamos los cupcakes del horno y los dejamos enfriar.
- Mientras esperamos a que enfríen preparamos la decoración de manzana. Podemos hacerlo al fuego o al microondas.
- Si lo hacemos al fuego, colocaremos los trocitos de manzana en un recipiente al fuego junto con el azucar e iremos removiendo. Cuando ya haya soltado jugo añadiremos el zumo de limón y la canela y seguiremos cocinando hasta que estén blandas, como si fueran una compota. Dejaremos enfriar.
- Si lo hacemos al microondas, colocaremos los trocitos de manzana junto con el azúcar en un recipiente apto para el microondas. Coceremos a temperatura máxima durante intervalos de 5 minutos, parando y removiendo. Cuando esté a media cocción añadiremos el jugo de limón y la canela. Cuando los trozos de manzana estén blandos ya estarán listos. Dejaremos enfriar.
- Colocaremos un pequeño montón de la decoración de manzana en cada cupcake y ya tendremos nuestros cupcakes terminados.



Pueden comerse fríos pero también están muy buenos calientes.

Si queréis ver la receta original (en inglés) la podéis encontrar aquí

Espero que os animéis a prepararlos, están muy buenos y son unos cupcakes muy originales y diferentes.



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada